lunes, 27 de febrero de 2017

TRANSPARENCIA FISCAL: ¿PARA QUÉ NOS SIRVE A LOS CIUDADANOS?

La transparencia fiscal sirve a los ciudadanos para conocer y controlar el uso que los gobiernos hacen con nuestro dinero.

Sobre todo en los momentos de crisis económica donde los ciudadanos enardecidos piden rendiciones de cuentas para saber quién se robó el dinero, la transparencia surge como punta de lanza de los nuevos requerimientos civiles a la gobernanza pública.

Un elemento clave es lograr la transparencia fiscal “efectiva”, es decir, que la ciudadanía sea capaz de entender los datos que se le están mostrando, para hacer posible la participación en este terreno.

La transparencia fiscal implica ante todo que la información sea accesible y comprensible para todas las partes interesadas, de forma que permita el análisis, la comparación y la rendición de cuentas.


Las iniciativas sobre transparencia fiscal de organismos como la OCDE o el FMI desde finales de los 90' dirigieron la atención internacional sobre esta materia, creando documentos que fueron los que guiaron las normas de transparencia que implementaron posteriormente diversos países:
  • CÓDIGO DE TRANSPARENCIA FISCAL (FMI)
  • PRINCIPIOS SOBRE GOBERNANZA PRESUPUESTARIA (OCDE)
La transparencia fiscal hace posible un debate más documentado entre las autoridades y el público acerca de la formulación y los resultados de la política fiscal, y ayuda a establecer las responsabilidades en cuanto a su aplicación.

La transparencia fiscal se basa principalmente en la transparencia presupuestaria. ¿Por qué? Porque el presupuesto público es como un “contrato” entre la ciudadanía y el Estado, es decir, la piedra angular de la “arquitectura de confianza” dentro de una sociedad en la que la existencia de una economía transparente, es un elemento clave de bienestar y de seguridad.





El grado de transparencia fiscal también puede ayudar a dar una idea de la credibilidad fiscal de un país e influye en la visión de los mercados financieros respecto de la trayectoria fiscal nacional.

Por último, merece la pena mencionar que a nivel internacional hay diversas iniciativas para crear  estándares de datos armonizados y un mayor compromiso institucional, de manera que todos los gobiernos "muestren" determinados datos y a su vez, éstos puedan ser comparables por sus ciudadanos con los demás gobiernos locales o nacionales.

Saludos y hasta la próxima.